¿Puedo facturar sin ser autónomo?

¿Puedo facturar sin ser autónomo?

Es una de las preguntas clave que se hace todo emprendedor que está pensando establecerse por su cuenta o el free-lance con ingresos irregulares que ha de afrontar cada mes un pago mínimo de 270 euros de Seguridad Social, facture mucho, poco o nada. Pues bien: se puede facturar en España sin tener que afrontar ese pago a veces excesivo. En este blog de Community Coworking Madrid os explicamos cómo.

En España, para iniciar cualquier actividad por cuenta propia, es obligatorio darse de alta en Hacienda -esto es gratis- y en el RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos). Esto último cuesta 267 euros mensuales para la base de cotización mínima, un importe que se paga puntualmente el último día laborable del mes y que no incluye cobertura para accidentes de trabajo ni por cese de actividad. Para muchos profesionales cuyos ingresos son mínimos, el pago de esta cuota puede suponer un coste desproporcionadamente elevado con respecto a los ingresos que les reporta la actividad. Pero, ¿hay alguna alternativa legal?

Aunque no esté recogido en ninguna norma, la política de Hacienda permite no darse de alta en el RETA cuando la actividad que desarrollemos no pueda ser considerada como un medio de vida y no exceda el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (antes conocido como Salario Mínimo Interprofesional), esto es, 7.455 euros anuales. Sí estarías obligado a darte de alta en el Impuesto de Actividades Económicas (esto es gratis y no tiene obligaciones posteriores) y declarar en la misma Agencia Tributaria tus ingresos y el IVA trimestral -siempre que tu actividad profesional lo requiera-, además del impuesto sobre la renta, similar a cualquier otro contribuyente. Eso sí: ni se te ocurra hacer nada de esto si estás cobrando el subsidio por desempleo porque podrías perder la retribución que te corresponde por haberte quedado sin empleo.

Cooperativas de Impulso Empresarial, la revolución para los profesionales

Esta solución no nos acaba de convencer del todo porque, podemos, sí, estar tranquilos respecto a Hacienda pero podríamos tener algún susto por parte de la Seguridad Social; no ocurre casi nunca, pero se han dado casos. Más tranquilizadora y con algunas ventajas adicionales es la solución de adherirse a una cooperativa de impulso empresarial, una fórmula para profesionales con facturación reducida o intermitente que existe en España desde 2012 y a la que se están acogiendo cada vez más personas. 

De entrada, hay que decir que no se trata de crear una cooperativa, sino de adherirse a una que ya está creada y que nos permita ser socios y trabajadores de la misma para que cada trabajo que hagamos, se facture a través de ella y no a nuestro nombre. La cooperativa cobra la factura, descuenta impuestos y costes y nos paga nuestra parte en forma de nómina. Porque además de socios, seremos trabajadores de la cooperativa y estaremos dados de alta en el régimen general de la Seguridad Social durante los días en que realicemos el trabajo contratado, con derecho a paro, baja por enfermedad y jubilación. Y todo ello, libres de papeleos y contabilidad porque la cooperativa se encargará de todo.

"La facturación la gestiona la propia cooperativa -explica Abel Rodrigo, community manager "por encargo" y asociado a la cooperativa SBP- y al terminar el trabajo, te abonan tu parte por medio de una nómina en la que te descuentan los costes que tengan la cooperativa y los impuestos. La sociedad cooperativa es la que se encarga de gestionar el alta y la baja en la Seguridad Social por los días que estés trabajando en cada proyecto, que es mucho menos que los más de 260 euros de la cuota mínima de autónomos". Además, la retención de IRPF suele ser de un 2%, muy inferior al 15% habitual de las facturas de profesionales. Y, sí, hay una comisión para gastos de la cooperativa de entre un 5 y un 8% de la factura, pero este descuento da derecho a servicios como adelanto de pagos o un seguro de cobro que nos cubriría incluso la eventualidad de que el cliente no pague nuestros servicios.  Además de esto, hay que hacer un pago único por ser socio (entre 40 y 150 euros) que, eso sí, se te devolverá si dejas de ser socio. 

"Una vez realizado el trabajo -explica Pilar López, representante en Madrid de la cooperativa SmartIb- emitimos la factura, que se la pasamos al socio y este es el encargado de hacérsela llegar al cliente.  El mínimo de facturación por día para cubrir los gastos (Seguridad Social, IRPF y salario mínimo) son 50 euros + IVA a jornada completa, y 36 euros + IVA a media jornada. En caso de trabajos mensuales estas cantidades pueden variar". 

Actores, diseñadores, artesanos.... 

La fórmula tiene algunas ventajas más y unas normas de fácil aplicación al segundo o tercer mes y está siendo muy usada por profesionales audiovisuales, traductores, periodistas o en el sector de la hostelería, que suelen desempeñar actividades temporales y no continuas a lo largo del año.

Lo ideal es adherirse a una cooperativa especializada en sectores relacionados con el tuyo. Artistas y profesionales creativos de todo tipo (desde actores a diseñadores gráficos pasando por artesanos, técnicos o gestores) tienen Smart-IB (Smart Ibérica). Los periodistas tienen SBP-CA (Se Buscan Periodistas-Comunicadores Asociados). Tefacturamos.com se especializa en actividades relacionadas con internet, diseño de páginas webs y algunas otras "profesiones digitales". Freelance SCM es una cooperativa de profesionales por cuenta propia del mundo audiovisual, la comunicación, la fotografía y el diseño "recomendada para personas con unos ingresos anuales por debajo de los 15.000 euros anuales a quienes no les compensa trabajar como autónomos". 

Para encontrar la cooperativa que más se ajuste a tu especialización o necesidades, puedes informarte en la Federación de Cooperativas de Madrid.

Community Coworking Madrid  es un espacio de trabajo colaborativo integrado por una  comunidad de emprendedores en la que podrás hacer crecer tus ideas y proyectos.  Nuestro coworking en Madrid está ubicado en el céntrico Barrio de Salamanca, junto a la Avenida de América.

Imagen de Freepik

Publicado en Blog

Pide cita con nuestro gestor y visítanos

Calle Francisco Silvela, 47, 1º 28028 Madrid
(línea 6 de metro, parada Diego de León)
91 756 82 23 | 635 439 202
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

kommunika soluciones