• Inicio
  • Blog
  • Coworking corporativo, el secreto de las mejores empresas

Coworking corporativo, el secreto de las mejores empresas

El fenómeno del coworking va unido a profundos cambios en la economía de los últimos 20 años, cambios que tienen que ver con la globalización, la deslocalización de industrias y su sustitución por la "economía del conocimiento", la crisis posterior a 2008 y el "boom" de los trabajadores free-lance que se ocupan de tareas que antes realizaban empleados "en nómina". Algunas empresas grandes y medianas se han subido al carro del coworking y "atrapan" talento cambiando las oficinas centralizadas de otro tiempo por plantillas repartidas en espacio de "co-trabajo". Es lo que se denomina "coworking corporativo" y en Community Coworking Madrid tenemos varios ejemplos de ello.

Según una investigación de Gretchen Spreitzer y Lyndon Garrett, dos investigadores de la Escuela de Negocios de la Universidad de Michigan (EEUU), el coworking te ayuda a ser más productivo, a sacar más de tu potencial profesional y, en definitiva, a prosperar. En sus conclusiones puede leerse que "la gente es más productiva y colaborativa cuando trabaja rodeada de personas. Los encuentros casuales y la conversación precipitan la creatividad y las ideas son compartidas“.

Otra encuesta -ésta, realizada por Deskmag- señala que el 71% de las personas encuestadas era más creativo desde su incorporación a un espacio de coworking; el 62% dijo que su nivel de trabajo había mejorado significativamente; el 64% afirmaba que era más capaz de completar sus tareas a tiempo; el 90%, que se sentía con más autoconfianza porque trabajaba en una comunidad de apoyo; y el 70% señaló que se sentía físicamente mejor que trabajando en un entorno de oficina tradicional. Según este mismo medio on line que se elabora en Alemania, uno de cada 10 coworkers de Europa y Norteamérica son empleados de grandes o medianas empresas.

¿Y a qué se debe esta tendencia? Los coworking disponen de toda la infraestructura necesaria para desarrollar un trabajo intelectual, son “abiertos” y están diseñados para potenciar los encuentros sociales y las sinergias entre profesionales de distintas empresas o sectores, permiten un cierto sentimiento de comunidad y reservan espacio para eventos. Todo esto podría encontrarse en una oficina corporativa, es cierto, pero, en un coworking se tiene con más libertad de horarios y más flexibilidad para realizar tareas o "desconectar" tomando un café. 

Además, la competencia interna que se da en una empresa es aquí inexistente o muy inferior y, lejos de aprovechar la no presencia de jefes que controlen a sus empleados, éstos trabajan de forma más productiva y responsable. Las soluciones en la nube (OneDrive, Google Docs o Dropbox) y las aplicaciones de teletrabajo en equipo (como Trello, Evernote o Hootsuite) hacen el resto para el "boom" de la “extended workforce” que interesa tanto a los empleados como a las propias empresas. No olvidemos que la descentralización de plantillas permite reducir las oficinas y, por tanto, los gastos fijos de la empresa, mientras que, a los empleados, les minimiza el esfuerzo de transporte y, en muchos casos, les permite comprar o alquilar sus casas lejos del siempre caro "downtown". Todos contentos. 

Grandes compañías como Coca-Cola o IBM o las consultoras Accenture o PwC tienen ya buena parte de sus equipos desplegados en diversos espacios, especialmente, en Estados Unidos. IBM, por ejemplo, desarrolla una iniciativa de coworking corporativo denominada BlueMix Garage en San Francisco, mientras que la multinacional de refrescos ha traído el concepto a Europa -concretamente, a Berlín- mediante la Coca-Cola Workplace 2020. Algunas empresas de Sillicon Valley ofrecen a sus ejecutivos y empleados más valorados la posibilidad de elegir entre trabajar desde la sede central, desde su casa o desde uno entre varios coworkings con los que han negociado previamente precios reducidos.

En Community Coworking Madrid tenemos a varias empresas que practican el coworking corporativo. Es el caso de GNC, una auditoría de sector público especializada en fondos europeos con oficinas en Córdoba, Málaga, Murcia, Barcelona y Las Palmas. En nuestro espacio de Madrid trabajan, por ahora, dos de sus empleadas.

¿Por qué ayuda el coworking corporativo a las empresas?

Entre las distintas organizaciones del trabajo, los coworkings destacan generalmente por su mayor creatividad y energía. Esto tiene que ver con el carácter innovador de los servicios que realizan casi siempre los coworkers, la variedad de profesiones y perfiles, las sinergias comerciales y profesionales que se dan en su seno, la mayor renovación de personas, la ausencia de jerarquías o el trabajo de dinamización de los gestores del centro. 

Según las encuestas de Deskmag o la experiencia de las distintas Coworking Spain Conference (en pocas semanas, se inicia en Barcelona una edición más), trabajar junto a profesionales innovadores y -a veces- de éxito estimula a los demás. Casi  siempre hace que los coworkers (free-lancers o "corporativos") trabajen más duro e, incluso, potencia las habilidades de liderazgo de algunos de ellos y el carácter de emprendedores internos de casi todos. 

¿Más ventajas? A menudo, trabajar junto a 20 ó 30 empresas pequeñas e innovadoras aumenta la probabilidad de que los empleados "corporativos" aprendan más de su sector y trabajen de forma más colaborativa por el bien de su compañía. De hecho, en la era de Internet, los teléfonos móviles inteligentes y el correo electrónico, la proximidad física parece ser un factor clave para estimular la colaboración y la innovación. Hace unos meses, investigadores de la Universidad de Harvard (EEUU)  analizaron 35.000 documentos académicos y sus diferentes autorías, y se encontró que, en un elevado porcentaje, los artículos más citados eran producto del trabajo conjunto de personas que trabajaban  a una distancia inferior a 10 kilómetros entre ellos.

Para las empresas, el trabajo de algunos de sus empleados con otros profesionales autónomos a los que se ve cómo trabajan abre posibilidades nuevas de reclutamiento y ayuda al departamento de Recursos Humanos a tomar decisiones basadas en algo más que las inciertas entrevistas de trabajo o los carísimos "head hunters". Unas semanas trabajando codo con codo en un proyecto es un proceso mucho más fiable.

Incluso, si la empresa está interesada en invertir en startups prometedoras, los empleados que trabajan en el coworking pueden ayudarle a identificar objetivos potenciales.

Community Coworking Madrid  es un espacio de trabajo colaborativo integrado por una  comunidad de emprendedores en la que podrás hacer crecer tus ideas y proyectos.  Nuestro coworking en Madrid está ubicado en el céntrico Barrio de Salamanca, junto a la Avenida de América.

Publicado en Blog

Pide cita con nuestro gestor y visítanos

Calle Francisco Silvela, 47, 1º 28028 Madrid
(línea 6 de metro, parada Diego de León)
91 756 82 23 | 635 439 202
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

kommunika soluciones