¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Community Coworking informa a los usuarios de que la web utiliza cookies. En la web en general, las cookies recaban determinada información del usuario (ej.: idioma seleccionado por el usuario) para adaptar los contenidos de la web a las necesidades de nuestros usuarios y para facilitar la navegación por la web.

Las cookies empleadas se asocian únicamente con un usuario anónimo y su ordenador y no proporcionan referencias que permitan deducir el nombre y apellidos del usuario. El usuario puede libremente decidir acerca de la implantación o no en su disco duro de nuestras cookies así como su eliminación, siguiendo el procedimiento establecido en la sección de ayuda de su navegador.

El usuario puede también configurar su navegador para aceptar o rechazar por defecto todas las cookies o para recibir un aviso en pantalla de la recepción de cada cookie y decidir en ese momento su implantación o no en su disco duro. Si el usuario configurase su navegador para rechazar todas las cookies o rechazase expresamente las cookies, no podrá utilizar ningún servicio dentro de la web que requiera de autenticación por usuario y contraseña.

  • Inicio
  • Blog
  • Las nuevas tecnologías impulsan nuevas formas de participación política

Las nuevas tecnologías impulsan nuevas formas de participación política

Política

Por una vez, y sin que sirva de precedente, vamos a hablar en este blog de Community Coworking Madrid, de política. O, más bien, de política digital y de cómo las nuevas tecnologías de la comunicación están abriendo nuevos canales de participación política que aprovecha cada vez más gente. Puede que el activismo esté cediendo terreno en una sociedad que no reclama como otras "la calle", pero la ciberpolítica y el ciberactivismo han llegado para quedarse y hacer del espacio político un lugar más limpio y mejor.

Según explica Antoni Gutiérrez-Rubí, director de la consultora de comunicación Ideograma en el excelente libro "El Lobby en España", "la sociedad no sólo está más informada (y decepcionada) que nunca, sino que ahora dispone de más medios para compartir su malestar e influir directamente en el espacio púbico. Y lo hace de manera colectiva, con la fuerza y el poder de la multitud. Se está extendiendo toda una nueva generación de herramientas de observación, monitorización y presión ciudadana de la acción pública sin precedentes. La política vigilada es parte del preámbulo del lobby ciudadano".

"Los colectivos que tradicionalmente intentan influir en política -explica Vicky Bolaños, redactora de la web Qué hacen los diputados- llevan años en las redes y fuera de ellas presionando para incidir [en las regulaciones]. Sin embargo, desde 2011 hemos observado un incremento cada vez mayor de proyectos e iniciativas ciudadanas que usan la web y aplicaciones para generar herramientas para la participación y el empoderamiento ciudadano, aumentar el conocimiento de las personas sobre los asuntos públicos, disminuir la desigualdad social o mejorar la responsabilidad pública y la transparencia".

Es el caso de Poletika.org, una web interactiva con el objetivo declarado de " vigilar y presionar a los partidos políticos para que las personas estén en el centro de las políticas y alcanzar una sociedad más justa y menos desigual". Para ello, se ha hecho un seguimiento de sus campañas y programas electorales en una serie de temas clave, a saber: Desarrollo, Fiscalidad justa, Educación, Sanidad, Protección social, Salarios, Participación y Transparencia, Conflictos Internacionales, Políticas de Infancia, Cambio Climático y Políticas de Género. Todo lo dicho al respecto en las campañas electorales de 2015 y 2016 y en sus respectivos programas electorales lo comparan día a día con el trabajo parlamentario y ejecutivo de cada formación "para asegurarnos desde la sociedad civil que los compromisos adquiridos se cumplen, y promover nuevos y mejores compromisos".

El resultado de ese análisis son una especie de emoticonos en verde, rojo o amarillo, según la calidad y claridad de sus políticas sociales, y explicaciones sobre sus posiciones. "A través de la plataforma -explica Alba Gutiérrez, redactora de Access Info y de Polétika-, queremos vigilar y presionar a los candidatos y a los partidos políticos para que las personas estén en el centro de las políticas y alcanzar una sociedad más justa y menos desigual".

Presionar, ¿cómo? Otras herramientas de participación social en política -como Change.org- conectan las peticiones ciudadanas con el correo electrónico público de los reguladores implicados, además de la difusión que den a las peticiones los medios de comunicación y los social media. Polétika, en cambio, se apoya en las redes sociales más conocidas (Twitter y Facebook) para conectar las demandas de la gente con los líderes políticos o con sus partidos. Todos podemos difundir en nuestros perfiles sociales y en los de los líderes y partidos lo que pensamos que falla o lo que falta en sus propuestas de sanidad, educación, justicia fiscal o transparencia. "Queremos que los ciudadanos participen y presionen a los candidatos", concluye Alba Gutiérrez.

Porque las redes sociales son un nuevo espacio de diálogo entre la sociedad y sus políticos más allá de los anquilosados y escasos canales de participación que ha tenido hasta ahora la sociedad española, como las iniciativas legislativas populares o los plenos municipales abiertos al público. "La gente estaba interesada en política -matiza José Manuel Sánchez Duarte, profesor de Opinión Pública y Comunicación Política de la Universidad Rey Juan Carlos- pero sin participar en ella porque no encontraba formas de activarse en determinadas organizaciones sin canales de participación. Desde 2008, pero, sobre todo, desde el 15-M (de 2010], cada vez más personas han encontrado en Internet un cauce de desarrollo de una nueva militancia que algunos llaman ciudadanía en stand-by o subactivismo".

Particularmente, Twitter se ha convertido en un nuevo campo de debate político y, por tanto, de presión ciudadana a nuestros políticos. Por distintas razones, un gran número de políticos en España (y en el resto de países desarrollados, empezando por Estados Unidos) tienen un perfil en Twitter. Según el Digital Policy Council, tres de cada cuatro dirigentes del mundo tienen página en Twitter, y esto significa que, ahora, podemos establecer un contacto con el regulador mediante mensajes directos de Twitter o menciones que serán vistas por el personaje en cuestión pero, también, por el resto de la comunidad tuitera. Tan simple y tan poderoso.

Community Coworking Madrid  es un espacio de trabajo colaborativo integrado por una  comunidad de emprendedores en la que podrás hacer crecer tus ideas y proyectos.  Nuestro coworking en Madrid está ubicado en el céntrico Barrio de Salamanca, junto a la Avenida de América.

Image designed by Freepik

Publicado en Blog

Pide cita con nuestro gestor y visítanos

Calle Francisco Silvela, 47, 1º 28028 Madrid
(línea 6 de metro, parada Diego de León)
91 756 82 23 | 635 439 202
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

kommunika soluciones