¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Community Coworking informa a los usuarios de que la web utiliza cookies. En la web en general, las cookies recaban determinada información del usuario (ej.: idioma seleccionado por el usuario) para adaptar los contenidos de la web a las necesidades de nuestros usuarios y para facilitar la navegación por la web.

Las cookies empleadas se asocian únicamente con un usuario anónimo y su ordenador y no proporcionan referencias que permitan deducir el nombre y apellidos del usuario. El usuario puede libremente decidir acerca de la implantación o no en su disco duro de nuestras cookies así como su eliminación, siguiendo el procedimiento establecido en la sección de ayuda de su navegador.

El usuario puede también configurar su navegador para aceptar o rechazar por defecto todas las cookies o para recibir un aviso en pantalla de la recepción de cada cookie y decidir en ese momento su implantación o no en su disco duro. Si el usuario configurase su navegador para rechazar todas las cookies o rechazase expresamente las cookies, no podrá utilizar ningún servicio dentro de la web que requiera de autenticación por usuario y contraseña.

  • Inicio
  • Blog
  • Europa contra China, la "otra" gran batalla regulatoria

Europa contra China, la "otra" gran batalla regulatoria

China

Esta semana vamos a hablar en este blog de Community Coworking Madrid de una batalla comercial de la que penden millones de empleos. Nos referimos a la disputa comercial que libran dos gigantes industriales como China y la Unión Europea, con numerosas asociaciones involucradas y sus respectivos gobiernos (en "nuestro" lado, la Comisión y numerosos gobiernos nacionales y hasta autonómicos) como punta de lanza. y, para muchas industrias -como el acero- levantar los gravámenes a la competencia asiática supondría nuevos y dramáticos cierres como los que ya han vivido las fábricas textiles, las jugueteras o las manufacturas de calzado en España y el resto de Europa.

La batalla decisiva en esta guerra parece estar en la concesión o no a China del estatus de "economía de mercado". Actualmente, la UE mantiene 52 medidas antidumping contra China que cubren el 1,38 % de las importaciones de ese país. Conceder ese privilegiado estatus eliminaría aranceles y medidas antidumping a un productor temible que -sólo es un ejemplo-, en los últimos años, está inundando el mundo de acero y aluminio "bajo costes" que su construcción doméstica ya no necesita y que, según las acerías europeas, está hundiendo literalmente a la siderurgia continental. Situaciones parecidas vienen denunciando otros sectores, desde las azulejeras de Castellón a los jugueteros levantinos, a la química o los paneles fotovoltaicos, pasando por la citricultora, la producción de miel...

Porque el gigante chino, no sólo produce "objetos": según datos de la Asociación Profesional Extremeña de Apicultores, en 2015 España -uno de los grandes productores de miel de Europa - importó cerca de 15.000 toneladas de miel china, el 65% de las importaciones totales de este alimento, muchas veces, sin etiquetar su origen y con enormes dudas sobre la calidad, salubridad, impacto ambiental o derechos de los trabajadores. Ahora, la UE debe decidir si concede a un competidor así el estatus ventajoso de economía de mercado que anularía estas y futuras medidas.

>Para evitar que tal cosa ocurra, 30 asociaciones patronales que suman 500.000 millones de euros de facturación anual han creado la plataforma AEGIS Europa. Este "superlobby", que agrupa a sectores como acero, aluminio, papel, vidrio, componentes del automóvil, química o cerámica, denuncian que “aún hoy, muchos precios de factores como el transporte, la energía, el terreno y el crédito en China siguen bajo control gubernamental”, es decir, no se rigen por las leyes de los mercados, distorsionando la libre concurrencia y creando competencia desleal. ¿Cómo puede plantearse conceder la máxima calificación comercial a un agente que no respeta muchas de las prácticas que establecen el precio de los productos europeos?

AEGIS le ha hecho entrega a la Comisión Europea de un informe elaborado por el director del Instituto de Política Económica (EPI), Robert E. Scott, según el cual, la concesión del estatus de economía de mercado (MES) a la República Popular China “pone en situación de riesgo 3,5 millones de empleos en la Unión Europea y una pérdida del 2% del PIB europeo". Según dicho informe, sólo en España la declaración de MES de China supondría una pérdida de 273.000 empleos.

“Creemos en la libre competencia -explica Rafael Montero, secretario general de la Confederación de Empresarios de Castellón (CEC)- pero en igualdad de condiciones para todos. Y es muy dudoso que China pueda declararse como economía de mercado, cuando por ejemplo los costes medioambientales son muy inferiores al no cumplir normativas”. La CEC intenta proteger a toda costa la viabilidad de su principal industria, la de materiales cerámicos.

China contraataca

Conscientes de que la Comisión y los gobiernos europeos no van a abrir su mercado fácilmente, los fabricantes chinos y su gobierno han optado por acudir a instancias internacionales. En 2015, por ejemplo, La Organización Mundial de Comercio (OMC) dio la razón a China en su demanda contra la Unión Europea por los aranceles de importación antidumping que viene aplicando ésta última al acero y al hierro "made in China" y que han llegado a alcanzar el 85% del valor de la mercancía. Según la OMC, las medidas aplicadas por Bruselas violan las reglas del comercio internacional ya que debían ser aplicadas de forma diferenciada a cada empresa productora y no a la totalidad del hierro y el acero chino.

Además, China está amenazando con imponer sus propios "sobre-aranceles" por supuesto dumping en las exportaciones europeas de vino, disocianato de tolueno (TDI), pollos, papel, equipos de diálisis o acero. Sólo la amenaza de sanciones arancelarias al vino provocó en 2014 una situación cercana al pánico entre los viticultores europeos, que movilizaron a todas sus asociaciones para negociar con Pekín la retirada de las medidas, cosa que se consiguió. Sin embargo, todo hace indicar que la guerra de aranceles y contra-aranceles de una y otra parte no ha hecho más que empezar.

Community Coworking Madrid  es un espacio de trabajo colaborativo integrado por una  comunidad de emprendedores en la que podrás hacer crecer tus ideas y proyectos.  Nuestro coworking en Madrid está ubicado en el céntrico Barrio de Salamanca, junto a la Avenida de América.

Imagen de Freepik

Publicado en Blog

Pide cita con nuestro gestor y visítanos

Calle Francisco Silvela, 47, 1º 28028 Madrid
(línea 6 de metro, parada Diego de León)
91 756 82 23 | 635 439 202
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

kommunika soluciones